Negligencias Médicas Alicante

Condenan a una doctora por homicidio imprudente

… soy yo la que he perdido a mi niña, ellos no han perdido nada…

Estas son las estremecedoras palabras de una madre que perdió a su pequeña a causa de una negligencia médica.

…Fue todo un despropósito, no entendíamos nada, fue una dejadez total, nadie nos decía si le iban a hacer la prueba o no…” decía el padre entre lágrimas

Un hecho fortuito

La niña de estos padres se tragó un grano de maíz, grano que se le quedó alojado en la tráquea y es el que le provocó dificultades para respirar… hasta que unos días después falleció por insuficiencia respiratoria aguda.

Un accidente con consecuencias fatales, consecuencias que pudieron haber sido evitadas si la atención médica que recibió hubiera estado a la altura y preocupación por esa niña, esa Paciente. Más bien al contrario, se produjeron una concatenación de hechos, de errores y de desidias las cuales han tenido la oportunidad los padres de narrarlas en el Juicio. Aquí SI que se les ha escuchado, y no cómo aquél fatídico día en el Hospital, cuando le dieron el Alta a su pequeña y ellos “…Se marcharon angustiados, preocupados, y con la sensación de que nadie les hizo caso…

El Juez sí que les ha hecho caso

Cinco años después los padres han conseguido una Sentencia condenatoria contra la doctora que atendió a su niña. La doctora que la atendió, según el Juez: “No obró conforme a los conocimientos propios de su actividad profesional

El Juez añade que la doctora: “actuó con imprudencia porque dio el alta a la menor al día siguiente sin cerciorarse de la presencia del cuerpo extraño

El Magistrado entiende que debió aplicarse “… la broncoscopia, que era la técnica idónea para localizar y extraer la palomita y aplicable al caso, no por capricho de la madre, como argumentó la defensa de la doctora, sino por aconsejarlo la situación en que se hallaba la niña…

En definitiva, el Juez ratifica que esta facultativa actuó “… con ausencia de prevención, diligencia y olvido de normas elementales de cuidado…”, creando por lo tanto “… una situación de riesgo, previsible y evitable infringiendo elementales normas de precaución

Falta de responsabilidad… Con consecuencias fatales

Escuchar, Prudencia, pensar en el Paciente… esto es lo que sucede cuando no se actúa con responsabilidad en la profesión médica. No nos olvidemos, no olvidéis los profesionales de la medicina que tratáis con personas. Prudencia y prevención deben acompañar vuestros actos médicos. Los Pacientes necesitamos que penséis en los pacientes. No hacerlo puede traer consecuencias irreparables.

¿Qué te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies