Negligencias Médicas Alicante

A urgencias en autobús de línea

autobus-linea-32-tussamLa semana pasado nos llegó una noticia que nos emocionó y nos sublevó a partes iguales. Sucedió en Sevilla.

Una joven que viajaba en un autobús comenzó a sentirse mal, pidió ayuda a los demás usuarios quejándose de fuertes dolores en la barriga, hasta el momento en que perdió el conocimiento.

Ante el incidente, el autobús se detuvo mientras algunos usuarios llamaban al teléfono de emergencias… ¡Cuál sería la sorpresa de los mismos al enterarse que no vendría ninguna ambulancia ya que no había ningún vehículo disponible!

Una reacción sensacional

Ante ese panorama, el conductor del autobús tomó una decisión: Informó a los usuarios que iba a variar provisionalmente su ruta y ni corto ni perezoso, se desvió de la misma para llegar al Centro de Salud más próximo, donde pudo dejar a la chica al cuidado de los servicios sanitarios. Incluso una viajera del autobús la acompañó para que la chica no estuviera sola.

Gracias a la iniciativa del conductor, esta chica pudo ser atendida por personal sanitario. En estos tiempos en los parada-de-autobusque desgraciadamente tenemos que asistir a noticias en las que el propio personal de sanidad NO SALE de su Centro Sanitario para atender a un enfermo que se halla a escasos metros del edificio (ver artículo pulsando aquí), no deja de resultar gratificante y emotiva la ola de solidaridad y humanidad que envolvió ese autobús de la línea 32, empezando por el conductor y acabando por todos los ocupantes del mismo. Todos estuvieron de acuerdo con la decisión del chófer y se preocuparon y velaron por la salud de la chica como buenamente pudieron.

Repetimos: en estos tiempos en los que la falta de humanidad  ante los enfermos queda reflejada en muchas noticias, sucesos como el presente, nos emocionan sin lugar a dudas.

Sin embargo, nos indigna lo siguiente:

¿Cómo es posible que en una ciudad como Sevilla, un miércoles, a las 19 horas NO HAYA NI UNA SOLA ambulancia-andaluciaAMBULANCIA DISPONIBLE? Nos resulta muy increíble.

No es de recibo que Emergencias quiera “lavar su cara” manifestando a la prensa que enviaron un vehículo 16 minutos después de la llamada. Según consta, el autobús permaneció parado esperando la ambulancia una media hora hasta que el conductor tomó la decisión de llevar a la chica él mismo.

Si el 061 no asume su responsabilidad y se excusa en que al final envió una ambulancia, lo que no hará es cuestionarse en qué se ha fallado y en qué se puede mejorar y qué mecanismos se necesitan para poner en práctica esas mejoras. No reconocer un error, un fallo, equivale a que éste se vuelva a dar.

¿Qué te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies